..:: "Maracanazo" Hípico




por Gabriel Echenique, crónica después de la Victoria






Invasor, enmudece Churchill Downs



El pasado sábado INVASOR escribió una de las páginas más gloriosas de la historia de nuestra hípica y, por qué no decirlo, del deporte nacional. Tras su victoria en el BC Classic, el triplecoronado uruguayo, nominado Caballo del Año en nuestro país en el 2005, es proclamado ahora en forma unánime como Mejor del Mundo y es un hecho que habrá de obtener el premio Eclipse al Mejor Caballo de los Estados Unidos al final de esta temporada.

En más de una oportunidad dijimos que Invasor era el mejor caballo adulto del mundo. Realmente nos quedamos cortos. No sólo es el mejor entre los mayores, también ha demostrado ser , mejor que el tres años BERNARDINI, rival al que venció sin ningún tipo de atenuantes. "INVASOR FUE DEMASIADO BUENO PARA BERNARDINI" título la prestigiosa Publicación norteamericana Dally Racing Form que, en distintos artículos, recoge también las declaraciones de cuidadores como Albertrani (Bernardini), y Doug O'Neil (Lava Man), quienes reconocen la legitimidad del triunfo de nuestro campeón: "no tenemos excusas. INVASOR demostró que es el mejor y merece ser considerado el Caballo del Año".

Entre la lluvia de declaraciones y conceptos elogiosos vertidos sobre el actual defensor del Shadwell Stables que recoge la prensa hípica mundial, hay una opinión en particular que nos parece interesante reproducir aquí, y es la de Neal Mc Laughlin, asistente de tareas de su hermano Kiaran, cuidador de Invasor. En un artículo publicado en el Thoroughbred Times, Neal dice: "Invasor's the kind of horse that needs a target to run ato When he had Bernardini to run at, it turned out great". ("Invasor es el tipo de caballo que necesita un objetivo para luego ir en su búsqueda".) Esto nos está hablando de un atributo, que entre todos los que adornan al campeón, es el que lo convierte en un animal diferente, casi único. Explicaremos esto con mayor detenimiento.
 





Invasor, venciendo a Bernardini por un cuerpo


Como ustedes recordarán, en nuestro último artículo señalábamos que BERNARDINI había vencido con mayor amplitud y contundencia que INVASOR a WANDERIN BOY y ANDROMEDA HERO respectivamente. Ahora bien, a la luz de las palabras de Neal Mc. Laughlin y también de lo que pudimos apreciar el sábado, queda claro que INVASOR es un animal que parece adecuar su rendimiento en función de las exigencias que deba enfrentar, Fue así, que tras perder posiciones en plena recta en su debut norteamericano, "volvio" guapamente para convertir en victoria lo que era una segura derrota frente a WANDERIN BOY. Fue esa misma cualidad, la que le permitió vencer - otra vez guapeando - y por mínima a SUN KING, en una carrera que cualquier otro caballo hubiera perdido por todas las dificultades que debió sortear en su desarrollo. Pero la disposición para la lucha es tan sólo un aspecto de esta virtud especial a la cual nos estamos refiriendo.

Tal vez, algunas de las victorias de INVASOR del pasado estén desprovistas del brillo que tuvo la actuación del sábado.

Pero la explicación es sencilla: si alguna vez INVASOR no pareció tan brillante, es tan sólo porque no necesitó serlo.

Cuanto mayor sea la exigencia, tanto más se acrecentará el rendimiento del campeón, agigantándose todo lo que sea necesario en pos de la victoria. Y esto es precisamente lo que define su particular clase y lo convierte en un ejemplar único.




Retroceder
retroceder
inicio
inicio
avanzar
siguiente




Imprimir




© Invasor - URUGUAY 2009